Nada y todo que ver con el scrap

publicado en: Mi cuenta 0

Iba a empezar diciendo que he perdido la cuenta de los días que llevamos confinados, pero no sería cierto. Lo sé perfectamente. En el caso de mi familia decidimos dejar de tener contacto físico el viernes 13 de Marzo, fundamentalmente para proteger a nuestra madre, persona de altísimo riesgo por edad y por patologías.
Hoy cumplimos nuestro 27º día de separación.
Creímos que China, el Lejano Oriente, era lejano de verdad…¡qué ingenuos!
Estamos atravesando como buenamente podemos esta circunstancia. Ya no hay días buenos y malos o regulares; dentro de un mismo día tenemos ratos buenos, malos, regulares o muy malos, para qué engañarnos. Intentamos «llenar» el tiempo con cosas que hacer: pasatiempos, juegos, hobbies (scrapbooking quizás), o deporte casero. Pero…¿te ha pasado que ahora, cuando más tiempo tienes, lo que no tienes son ganas?
Si es tu caso, estoy contigo.
Hoy no te escribo para explicarte como hacer un álbum o presentarte un nuevo producto bonito a rabiar.
Hoy vengo para que sepas que no estás solo, sola, en esto tampoco. Vengo a pedirte que no te machaques, que no seas tan exigente contigo mism@; que dejes a un lado la culpa por no «aprovechar» el tiempo. Que tienes derecho a sentirte así, como sea que te sientas. Tus sentimientos son valiosos y harás muy bien en hacerles caso, en sentirlos.
¿Y después?

Después, esto ya ha pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *